Mr. Grey & Company

5682720ba0950f63645b4289abc3299b4b02127d

50 sombras de Grey, Pídeme lo que quieras….Literatura erótica ¿para mamás?

Eróticas masculinas y eróticas femeninas que se activan. Peculiaridades. Nos damos permiso para explorar…. Me pregunto si tienen que ver con avances en lo social o avances en nuestra intimidad y cómo normalizamos esa práctica- Va o no más allá de la “erotización de mamás”… utilizado parece ser peyorativamente este término. ¿Por qué este ambigüedad a la hora de etiquetarla y para qué esta etiqueta?

Es curioso por otra parte  como algo que pretende ser innovador y causar un cierto impacto necesite perpetuar viejos modelos de sexualidad: una sexualidad heterocentrista, genitalizada que basa las relaciones de dos complacer y en responsabilizarme del placer del otro.

Por un lado me parece un acierto la irrupción de este tipo de literatura porque abre la puerta, de alguna forma normaliza su consumo. Y tras ella vienen mil sagas y otras tantas derivaciones.

Llama la atención algo del contenido de los relatos, como si la literatura erótica, el erotizar a alguien tuviera que ver con eso: unos modelos de relaciones de dominancia y de sumisión entre hombres y mujeres. Aquí vienen varias cosas.

Una de ellas sería pensar en qué entendemos por Erotismo, como gestión del deseo y en qué consiste exactamente. El erotismo se da en la fantasía y en la realidad a través de distintas conductas y comportamientos y son esas conductas las que se plasman en las novelas las que nos hacen conectar con nuestros propios deseos.

Las conductas que se relatan son, digámoslo así, infrecuentes, incluso casi prohibidas, apartadas de la sociedad… tienen que ver con lo que entendemos como Peculiaridades. Aquí vienen todos aquellos juegos a los que jugamos y con los que azuzamos nuestro deseo cuando nos damos permiso para ello.

Exhibicionismo, voyeurismo, sadismo, masoquismo… son algunas de las Peculiaridades eróticas en las que todos nos movemos de una forma más o menos activa, incluso para negarlas.  Así es que en nuestra biografía sexuada como hombres o como mujeres aprendemos a desarrollar o contener determinadas formas de expresión y vivencia de nuestra propia sexualidad según si consideramos que son acordes con lo que de nosotros se espera.

pidemeloquequieras0Parece que la literatura erótica ha querido despertarnos de algún sueño para llevarnos en este caso a los juegos BDSM – Bondage- Dominancia – Sadismo y Masoquismo, lugares comunes que ya existían antes de ser pensados. Lástima que desnaturalizando un poco su sentido con ese empeño de las novelas de ser pretendidamente románticas a base de disfrazar el erotismo (de nuevo la dialéctica sexo-amor) que tanto nos acaba perdiendo y perjudicando en nuestro devenir erótico. Son dos mundos que no se pertenecen y no necesitan ni estar juntos ni separados por más que nos empeños en ensalzar uno para denostar al otro.

De hecho no es baladí que hasta sus propias autoras se empeñen en hablar de estas novelas como románticas como si todavía tuviéramos algo que esconder y bajo el manto del amor todo cabe.

Lo cierto es que si han saltado a la palestra no han sido por las historias edulcoradas que en ellas se relatan sino porque conectan con aquellos  aspectos relacionados con el deseo que están presentes en las mujeres y que hasta ahora no se les había dado mucha importancia.

Gran parte de la sexualidad femenina sigue siendo invisible y aunque se han ido consiguiendo una serie de mejoras de la mujer a nivel social todavía tenemos pendientes nuevos avances en la esfera de lo íntimo para la mujer. Este puede ser un camino, pero si damos bien los pasos.

Cambiar patrones en cuanto a la mujer y al hombre es un punto de inicio. La mujer no es solo esa que desea ante todo ser deseada o deseable para el hombre, sino más bien se convierte en sujeto deseante.

Cuando lee esta literatura desea o puede desear vivir experiencias nuevas relacionadas con su erotización y empieza a sentirlas a través de su fantasía  pese a que las historias que le cuentan hablan de mujeres complacientes y deseables que hacen todo lo posible por mantener a su lado a sus hombres deseantes y absolutamente clásicos.

Vale para empezar, algo es, pero sería estupendo que este fenómeno de masas, esta nueve erotización nos sirviera para introducir modelos flexibles, desde la diversidad sexual y que faciliten el que se potencien relaciones entre los sexos mucho más ricas y nutrititvas de lo que se ha mostrado hasta ahora.

No hagamos inconscientemente esa asociación entre disfrutar de mi sexualidad y tener relaciones desequilibradas de pareja. ES posible tener una vida sexual satisfactoria con tu pareja independientemente de edad y orientación sexual y mantener unas relaciones de poder equilibradas, un espacio personal y un espacio de pareja que nos alimenta y un lugar para el juego donde la realidad o la ficción nos visitan para seducirnos y desinhibirnos a su suerte para luego volver una vez colmados.

Grey y compañía son una llamada y una espita. Dependerá de cómo queramos gestionar sus efectos y aprovechar sus corrientes será útil o estéril y eso depende de todos y de cada uno.

Como siempre cada persona con sus aprendizajes y sus posibilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *