FUSIÓN CON-FUSIÓN

FUSIÓN CON-FUSIÓN

 passionMe decía Lucía:

…Siento algo cuando me toca pero no siento nada cuando le toco a él…Aún así no soy capaz de llegar al orgasmo y eso me preocupa…

 ¿Dónde está aquí el Deseo? ¿Dónde la Vivencia Fusional que acompaña a cualquier encuentro erótico? ¿Son las metas o las expectativas las que nos alejan de la pasión? ¿A qué estado de Confusión hemos llegado en el Ars Amandi?

 La Fusión de los cuerpos es una experiencia única que nos traslada a momentos olvidados de absoluto placer y entrega. Traspasa los cuerpos y toca el espíritu o las almas que llegan a confundirse cuando lo hacemos de verdad.

 En pareja tenemos la opción de vivir esta experiencia, pero pocas veces somos conscientes de todo lo que nos brinda y de lo sencillo que resulta llegar a ella, tan llenos de metas como estamos en los encuentros amorosos.

 La Fusión necesita de la confianza, de la entrega y del deseo de dos que se unen.

 Dos cuerpos que se desean se buscan sin freno. Se trata de estar ahí y olerse y sentirse y buscar la manera de estar el uno en el otro.

 No hay manuales, no se trata de llegar a ninguna parte porque ya se está. No hay fórmulas, sólo una central: ser tú y  estar muy presente y ver al otro y desear que ser produzca la alquimia.

 Es como un baile en el que te miras, te sospechas, indagas, te tocas y ves cómo reacciona el otro cuerpo y el tuyo lo hace ante su respuesta y así continuamente sin parar.

 Es un danzar mirándole a los ojos o abandonándote en ellos centrándote en todo lo que sientes y lo que deseas seguir sintiendo. Siempre quieres más y lo demuestras con tus manos, con tu boca, con tu piel que se pierde en las suyas y busca una respuesta constante. Lo demuestras, no te callas ni esperas a ser adivinada/o. Lo sugieres, lo expresas, das pistas porque quieres que te encuentre.

 Es inútil parcializar el cuerpo. Es un todo. Que habla y grita de deseo, si le dejamos que lo exprese. No hay zonas exclusivas para el placer porque todo el cuerpo es erógeno y el placer lo construimos a cada momento. Es una nueva creación que responde a estímulos sensibles y multiplicadores.

 En la Fusión todo es abundancia.

 No es sólo genitalidad porque las mismas palabras, sonidos u olores pueden resultar más excitantes que cualquier roce o fricción esperada.

 El deseo, la excitación se abren camino si me doy permiso para ello. Y entonces es posible la entrega, y la penetración y la compenetración y el hacerme parte de ti y el sentirte parte de mí.

Y el colmarnos y el saciarnos hasta no poder más y necesitar separarnos.

 Y de nuevo la Separación, de nuevo la Individuación para estar conmigo y revivir todo lo ocurrido. Tranquilos y serenos deleitándonos en la distancia.

 El movimiento de siempre Fusión-Individuación y vuelta a empezar. Bendito ritmo que me lleva a mi y me lleva a ti y me vuelve a traer a mi feliz y dichosa de haberme compartido.

 … No cabe retomar la posibilidad de si siento o no siento cuando estoy contigo, de si estoy a la altura o no de tus expectativas o de las mías. No me califico de mejor o de peor amante sino que rememoro nuestra experiencia de fusión y me alegro de haber estado ahí, sin pruebas ni obstáculos, sólo a nuestra manera.

 Nuevos retos, nuevos caminos…

Espero vuestros comentarios y opiniones. Besos.

Read more

Homo Renacimientos

RENACEREl dolor del otro me lleva a mi propio dolor.

El dolor por no sentirse amado o sentirse abandonado nos coloca en una posición de fragilidad. El dolor por no sentirse reconocido o parte del grupo nos arroja al abismo.

El dolor por no cumplir las expectativas y sentir que estoy traicionando a alguien no nos alimenta sino que nos aparta.

Cuando uno crece sintiendo que sobra aprende a desarrollar todo tipo de estrategias para conseguir afecto, incluso dejando de ser el mismo si es preciso.

Estos dolores que puede que a algunos nos hayan acompañado en nuestro trayecto de vida seguro que han estado presentes en la biografía de una persona homosexual.

No se trata de victimizar una vez más, de volver a redundar en el conocido triángulo agresor-víctima-salvador. Se trata de describir una realidad que sigue dándose, que se ha dado y que tristemente seguirá ocurriendo mientras sigamos ocultándola, es decir, haciéndola invisible.

Las consecuencias de tanto dolor silenciado las contemplo cada día en mi consulta cuando tengo el privilegio de ser partícipe de sus historias de vida y de las consecuencias que les traen a mí.

Hay ocasiones en que ni siquiera han sabido ponerle nombre a su dolor porque simplemente se han dedicado a sobrevivir al daño. Uno acaba normalizando todo y el estado de alerta en el que han crecido, la indefensión aprendida, se ha convertido en su segunda piel.

A veces es necesario empezar a arrancarla para que se puedan encontrar con ellos mismos y puedan respirar profundamente como hasta entonces no lo habían hecho. Que empiecen a entender que toda esa angustia sin canalizar, esas emociones descontroladas, esa facilidad para depender de la mirada del otro tiene unos porqués.

Y cuando sienten que pueden compartirlo todo brota porque por fin se lo permiten. Todos los anhelos, todas las dificultades pasadas, toda esa rabia contenida, toda la angustia y  todo ese miedo infinito en el que han estado nadando se hacen presentes.

Es el momento de dar salida, de acompañar en ese proceso de toma de conciencia que les va a llevar a iniciar nuevas rutas . Y ahí estamos los profesionales, para facilitar ese renacimiento, ese matronaje que exige respetar tiempos, momentos y silencios necesarios.

Es preciso morir para volver a nacer y hacerlo desde la confianza y la aceptación.

Entendidos los porqués, seguidos vendrán los cómos.

Sólo es necesario estar atentos, no alerta, sino atentos…

 

Read more

Espejismos

unnamed21

Espejismos es vivir en tu mundo de ilusión y darle valor de realidad.

Espejismos es creer que lo que tú des será así recibido e incorporado.

Espejismos es intentar que todo funcione cuando faltan los elementos principales.

Espejismos es lanzarse a la deriva cuando el mar está revuelto y pretender sobrevivir.

Espejismos es entregarte a quien tú deseas que sea y no a quien es.

Espejismos es vivir desde los apegos y la necesidad y no desde el amor.

Espejismos es pretender modificar de fuera hacia adentro y no al revés.

Espejismos es querer que se cumplan tus sueños mientras sigues dormida.

Espejismos es no ver la derrota que te grita al oído.

Espejismos es querer empezar de nuevo cuando las heridas no han sido sanadas.

Espejismos es ser un personaje que no eres tú.

Espejismos es reír cuando la tristeza te ahoga.

Espejismos es vivir de espaldas a ti y de frente al mundo.

Espejismos es intentar manipular la vida para que todo te favorezca.

Espejismos es no soltar, no morir y no nacer de nuevo.

Espejismos es buscar donde no hay y volverme a enfadar por no encontrar.

Espejismos es ser del otro sin ser de uno mismo.

Espejismos son ilusiones y son anhelos y también son trampas.

Espejismos es dejar de ser.

Puede que nos ayuden a sobrevivir, puede que endulcen nuestros momentos y nos alejen de nuestra propia angustia… está bien, pero sepamos que son sólo eso… ESPEJISMOS.

¿Quién se atreve a dar un paso hacia la Realidad…? Vamos con ella.

Read more

Hoy cocino yo

Este post está escrito a cuatro manos con el Chef de Cocina Mario Pascual en un apasionado intento de maridar Gastronomía y Sexología…

unnamed2

Comemos  para alimentarnos. Cocinamos para extraer los secretos de sabor que sabemos que hay dentro de los alimentos (el sabor, con mayúscula es la distancia que hay entre alimentarse y emocionarse). El Sabor. Tiempo y constancia. Caldos reduciendo a fuego lento durante horas, marcados fuertes y rápidos que tuestan, saunas de vapor para cocciones cuidadosas, aliños que transforman lo crudo en disfrute. Cocinar es aprender a elegir el mejor producto y darle el mejor tratamiento; buscar armonías y contrastes que nos confirmen lo acertado de nuestra elección. Disfrute.

   No sale a la primera. Decía Hemingway  -más o menos textualmente- que el primer boceto de cualquier cosa siempre es un bodrio. A veces lo dejas por imposible. A veces el producto no te quiere. Insistir o no. Seguir.

   Alrededor, fast food. Comida congelada. Lo sabemos. Precocinada. Rápida. Calentar y servir. Abrir y listo. Envase reciclable.  Sabor adecuado para millones a la vez.  El placer de saciar el hambre. Alimentarse, una necesidad. Poca emoción pero eficacia.

   A veces, me apetece una hamburguesa de las de cadena de hamburgueserías, con mucho kétchup y queso fundido y todo el pringue. No me resulta paradójico. Para autodisculparme, alego que me lo pide el cuerpo.

    Porque comemos para alimentarnos, ¿no?

Nos compartimos en pareja para satisfacer nuestras necesidades de pertenencia, de seguridad y de afecto. Y cuando amamos de verdad en ese maravilloso acto de entrega extraemos lo mejor del otro y de nosotros mismos.  Y nos nutrimos.

Nos mezclamos y nos perdemos con él en un acto de valentía y generosidad.  Amar es elegir y dar el salto y probar y arriesgar todas las formas posibles de encontrarnos con el otro, sin tiempo, sin ataduras, saboreando cada minuto de esa aventura en la que nos construimos juntos día a día.

Cuando amas, sigues, porque no hay alternativa. Seguir, conquistar, seducir, jugar, creer, crecer, confiar y embelesarte y acertar o equivocarte, qué más da.

Luego existen otras formas de relacionarnos, de estar en pareja o tal vez sea de consumirnos en pareja. Son esas relaciones, esos encuentros rápidos, acordados, inmediatos que calman nuestra ansiedad y alejan nuestras soledades. Decimos que no ponemos sentimiento en ellos porque sólo es algo físico, sólo es el cuerpo, como si pudiéramos separarnos de nosotros mismos, puro espejismo.

Y las vivimos y las disfrutamos y extraemos todo el placer para nuestros sentidos que nos traen y llegamos a todos los límites que podemos tocar en un nuevo intento de disfrute, por qué no. Tal vez no me colmen pero satisfacen mi necesidad del momento y ese es su valor.

Todo es posible cuando nos alimentamos y todo es posible cuando nos encontramos en pareja. Necesidad, emoción, sabor, armonía, creación  o simple consumo… asumimos los riesgos.

Cada uno que se ocupe de su cocina atento a lo que desea, necesita o siente que tiene que elaborar en cada momento. Cada uno que experimente y arriesgue con conciencia y atención.

Magia y alquimia a mi servicio. Porque hoy, cocino Yo.

 

Read more

Cuando no me acepto

unnamed (1)

Ser HOMOSEXUAL y vivirse y expresarse como tal no es fácil. Pero nadie puede andar por ahí mutilando su identidad y sus sentimientos para conformar a los demás, y dejar de ser uno mismo…

Sortear las Expectativas de heterosexualidad dominantes en nuestra sociedad, la presión intragupo  y la deseabilidad social no resulta sencillo y menos cuando nos pilla en el inicio de la  pubertad o adolescencia, momentos de búsqueda de identidad y de referentes.

El cómo vaya gestionando yo los conflictos y dilemas emocionales con los que me encuentre hará que viva mi identidad sexual y mi orientación con más o menos serenidad o estrés. Pero puede también que en el camino y sin quererlo desarrolle una cierta homofobia interna fruto de todo lo que recibo del exterior y yo sea la primera persona que me niegue a mí misma, ¿qué ocurre entonces? ¿cuáles son las CONSECUENCIAS de esta NO ACEPTACIÓN?

Como sexóloga quiero reflexionar sobre las consecuencias en la vivencia y expresión de nuestra sexualidad. Las consecuencias en mi biografía sexuada, mi expresión erótica y amatoria y cómo voy a vincularme en pareja cuando todo esto suceda…

Una identidad sexual detenida me lleva a jugar al escondite con mis sentimientos. Los burlaré, no les daré valor e intentaré fabricar unos sentimientos prestados. Me defenderé de los verdaderos con mecanismos psicológicos que tienen que ver con la idealización, sublimación y negación.

Tendré dificultades con todo lo que tiene que ver con mi auto… autoceptación, autoimagen, autoconcepto y boicotearé mi forma sentirme hombre o mujer alterando mis procesos de desarrollo. La vivencia de mi ser sexual se quedará aparcada lo cual me impedirá evolucionar y pasar etapas biográficas con una sensación añadida de tiempo detenido o tiempo perdido…

En cuanto a las Consecuencias en mi Erótica y Amatoria, es decir en todo lo que tiene que ver con mi Autoerotismo y Homoerotismo, es posible que ocurra lo siguiente: lo primero es que posiblemente viva con dificultad mi derecho al Placer. Mis conductas eróticas puede que tiendan a quedarse en la fantasía o si se desarrollan posiblemente se muevan entre extremos: un todo o nada.

Desde comportamientos fóbicos de miedo al contacto físico o a cualquier encuentro que me lleve a sentir deseo, excitación hasta conductas compulsivas de hipererotismo (especialmente en hombres) en las que me pierdo y no siento nada en una búsqueda constante de experiencias y sensaciones que me llenan más de vacío.

La intimidad y los encuentros físicos puede que los gestione con dificultad y entonces vea como se altera mi respuesta sexual. Aparecerán dificultades en mi deseo , en mi excitación y en mi vivencia orgásmica, relacionadas con un sentimiento de extrañeza y de dificultad para abandonarme en el otro.

Y como colofón, mi forma de vincularme en PAREJA. Cómo crear relaciones con los demás cuando todavía no me siento a gusto conmigo misma. Buscaré entonces parejas que me calmen, que me den la seguridad que no tengo y me colocaré en una posición desigual creando posibles lazos de dependencia emocional. O puede que me vincule sin implicarme, protegiéndome de sentir nada y viva desde la ilusión de control.

Qué difícil se hace todo, qué difícil vivir de espaldas a uno mismo y qué difícil hacerlo de frente.

Aceptarme, es el reto y es mi respuesta. Mi diversidad es mía y soy la única persona responsable de vivirla y de iniciar ese proceso que me lleva a conectar conmigo misma.

No mires atrás, empieza ya ese camino y permite que por fin todo ocurra

 

Read more